lunes, septiembre 19, 2011

Ma petite princesse....


Los cinco minutos bailando contigo, las dos horas jugando a “la obra de teatro”, las veinte veces que te alcé para hacerte “volar”, las seis ranas de papel que yo te hice y que tú pintaste, las dos horas que charlamos, los seis besos que me diste, los dos abrazos que me regalaste, las tres veces que me cogiste de la mano y los siete días que pasé contigo, me hacen el hombre más feliz del mundo….


Te AMO princesa hermosa…


viernes, mayo 20, 2011

GAME OVER

A estas alturas, probablemente hayan escuchado que mañana se acaba el mundo (de nuevo). Parece ser que mañana nos vamos (sin opción a desquite) y aquellos que obraron bien se irán en “limousine” a las alturas, y aquellos que no lo hicimos tan bien iremos en la línea “E” o taxi trufi hasta la puerta de nuestro condominio en el infierno.


En cualquier caso, este blog, siempre comprometido con el bien social, ha visto por conveniente publicar la lista, por un lado, de las 11 razones porque pensamos que el mundo no se acaba mañana, y por otro lado, las 10 sugerencias de actividades “hip” para esperar el acontecimiento (además de 4 señales inequívocas de que el mundo ha llegado a su fin).


Porque creemos que el mundo no se acaba mañana:



1. Mi carnet de identidad no vence si no hasta junio del 2015.


2. Evo no dijo nada al respecto y si él no lo autorizó, no pasará.


3. El Bailando 2011 (showmatch) acaba de empezar.


4. El Wilstermann no es el mejor equipo del mundo (ese día SI se acaba el mundo).


5. Bolivia todavía no es como Suiza (faltan 4 años según Evo).


6. El mundo no acabaría en sábado (sería en domingo, estúpidos).


7. El pulpo Paul no dijo nada al respecto antes de morir.


8. Mi horóscopo de la semana no menciona cataclismos para el sábado.


9. Todavía no le he hecho el amor a Jennifer Connelly.


10. Aún no se ha estrenado la última película de Harry Potter.


11. Bruce Willis no dejaría que pase.




De estar equivocados y mañana todos moriremos como hormigas, preste atención a las siguientes señales para saber si el fin del mundo ha llegado,



1. El Wilstermann acaba de volver a la liga.


2. Las calles de su ciudad están correctamente pavimentadas y todos los choferes del transporte público respetan las reglas de tránsito (sólo aplica a Bolivia).


3. Siempre le ha ido mal en la vida, y de repente se saca la lotería, su mujer le da el control remoto de la televisión, le caen 3 amantes de 18 años, y le llega una carta del banco condonándole sus deudas.


4. Don Francisco deja de hacer sus programas los sábados.



De captar cualquiera de las señales arriba descritas, le recomendamos las siguientes actividades mientras espera su taxi trufi.


1. Encuentre al peor jefe que ha tenido en su vida, y hágale volar los dientes con un bate de beisbol.


2. Retire hasta el último centavo del banco. Compre toda la marihuana, LSD, fármacos psicotrópicos, cocaína, hongos, y opio que alcance con el dinero, y muera al estilo scarface: DANDO PELEA CARAJO!


3. Cómprese un sándwich de chorizo o de chola, una popular de papaya salvietti, lleve un banquito a la plaza de su ciudad, tome asiento, y mientras consume su comida, disfrute viendo la gente descender a los infiernos. Haga apuestas acerca de que pecado piensa que cada persona cometió. No ayude a la gente a salir de los hoyos en el suelo.


4. Busque a la mujer/hombre que siempre le ha gustado pero que nunca pudo conquistar y hágale el amor salvajemente al ritmo de una banda sonora de tsunamis y explosiones (entiéndase hacer el amor como el acto de lujuria sin fines reproductivos y sin el consentimiento de la otra persona).


5. Compre los sgtes. dvds para prepararse para el día del juicio final: Twister, Armaggedon, Deep Impact, Terminator (todas), Zombieland y Locademia de Policías (también hay que reír un rato).


6. Cumpla algún sueño estúpido, como aprender a tocar el Ukulele, o aprender a hablar Klingon avanzado.


7. Consiga un préstamo para poner su propio “negocio”. Con el dinero, rente un hotel 5 estrellas entero por una noche, contrate 100 a 150 prostitutas(os) y muera como Romano(a).


8. Métale un puñetazo a su suegra/suegro.


9. Disfrácese de su super héroe preferido obviando la parte del disfraz que cubre su área genital. Salga de compras disfrazado.


10. Corra desnudo por las calles con una tijera en la mano (no sabemos si esto ayude, pero bueno, se supone que no hay un mañana!!!)

jueves, diciembre 30, 2010

Felices Fiestas

A quien corresponda,

Tanto ha transcurrido ya de otras fiestas que pasé en medio de una licuadora sentimental, y ahora, años y kilometros después, todavía no sé que tanto hay para agradecer, maldecir, cambiar u olvidar.

Heme aquí, viviendo todavía entre esperanzas incompletas, nudos en la garganta, ausencias crónicas y anhelos muertos o en plena infancia. Otra vez con los pies pesados y los ojos aguados, los brazos adormecidos y esa amputación del alma que inevitablemente hace que los dulces del año queden sabor al plástico que los envuelve.

Con todo, mis más sinceros agradecimientos al responsable por un año más de una saludable y hermosa Ariana, por un año más de la paciente arquitecta, por la presencia de esas pocas amistades (tan escasas en épocas de inflación) y un agradecimiento especial por las mil y una sonrisas de autoría Molly (mil y un gracias chila!...sabes que te amo verdad?)

Instrospectivamente,
Mauricio

P.d. Gracias también al gobierno por incentivar el uso de la bicicleta y el consumo de una dieta saludable de arroz con huevo....

miércoles, agosto 11, 2010

Cunnilinguistas

De toda la interminable queja femenina en contra de su contraparte masculina, me he percatado que merodea por ahí una siempre recurrente alegación de que el macho contemporáneo tiene una dificultad innata para penetrar en el complejo y delicado mundo del cunnilingus.

Etimológicamente, y para ilustrar a los lectores más distraídos, la palabra cunnilingus deriva del latín moderno, cunnlingus, vocablo compuesto de cunnus (vulva) y linctus (lamedura). En definición, el cunnilingus es simplemente la caricia que se realice con la lengua sobre los órganos genitales femeninos.
En términos reales, el arte del cunnilingus no es ni cercanamente tan simple como su definición, por lo que, la queja femenina acerca de esta tradicional manera de amar, no tiene fundamento desde el momento en que ustedes mujeres, pasan por alto nuestro entendimiento de su fisionomía:

Esto señoritas, es lo que nosotros vemos. Ni más ni menos. Ahora, debo admitir, que universalmente la realidad configurativa de la zona sexual femenina, de acuerdo a los científicos y sus portadoras es la siguiente:

Creo que encontrare apoyo al decir que teniendo las mujeres ahí abajo tantas variables, configuraciones, combinaciones, tamaños, colores, anchuras, profundidades, tiempos, presiones, temperaturas, posiciones y además preferencias individuales específicas, ejecutar un cunnilingus decente se hace más difícil que hacer gárgaras boca abajo. Tal parece que para convertirse en un experto cunnilingüista, es necesario tomar al menos un diplomado de 15 horas teóricas más doce visitas prácticas a un burdel.

Con el deseo de no solamente ahondar en esta problemática local, si no el de también defender la torpeza del cunnilinguista promedio, su blog amigo ha realizado una investigación extensa con la ayuda de psicoterapeutas, sexologos, pedagogos, psicólogos y dos o tres websites de pornografía, y la conclusión a la que se ha llegado es que la culpa es entera y completamente de LAS MUJERES. Sí señoras y señoritas, si su cunnilinguista de turno no es lo que ustedes esperan, pues es su culpa!

Primeramente, debemos hacer notar y revelarnos contra la nomenclatura del acto mismo. Es realmente innoble e ingrata la escuela del vocablo adoptado para esta práctica, pues, sin miedo a equivocarme, oír esta palabra causa perplejidad en el practicante, y puede inclusive conducir a errores acerca de donde se debe insertar la lengua.

Mas aun, y por razones civilizacionales, el macho entiende el acto del cunnilingus como una práctica reciproca. Esto origina que mientras el cunnilinguista realiza su tarea, innatamente asume que la beneficiada está atravesando por una placer mitológico y a continuación, el entiende que tiene derecho a una misma o mayor cantidad de felación. Y si las lectoras del blog están preguntándose porque???, pues bueno, porque la felación para nosotros es un proceso simple:



No se necesita saber más. Basta con colocar en la boca y esperar a que el amante estire los dedos de los pies. Pero, en el universo femenino, como ilustré previamente, el cunnilinguista, ya sea experto o principiante, tiene que lidiar con mil variables, y muy a menudo, metido hasta el cuello entre vello púbico y sin siquiera contar con una sola instrucción, señal o sticker que indique donde diablos lamer, morder o chupar. Y tampoco es que podemos levantar la mirada mientras tratamos de complacerlas para buscar indicaciones de placer como un pezón levantado, o el movimiento de los senos (si se mueven a contra reloj es señal de placer), o si se muerden los labios, o si los ojos van volcados en blanco, o si las manos hacen esto o aquello o alguna de esas "inequivocas" demostraciones biológicas y conductuales que, Oh Sorpresa!, no todas las mujeres presentan o emiten de la misma manera.

Así que, mujeres, si quieren un cunnilinguista apto, capaz de otorgar horas y horas de placer, o quieren que su cunnilinguista actual adquiera los conocimientos de una estrella porno, háganse tatuar en la barriga un manual de instrucciones preciso, con pasos claros y diagramas completos. De lo contrario, denle ustedes mismas las instrucciones orales (literalmente) que permitan que la práctica sea realizada de la manera que ustedes prefieran.

Finalmente, un consejo: Cuide a su cunnilinguista, sea usted su feladora.

jueves, diciembre 10, 2009

Sobrantes anatomicos

Hace poco me encontre con este articulo sobre evolucion y las partes del cuerpo que se estan volviendo innecesarias, y la verdad concuerdo con que el cuerpo humano carga con partes, secreciones y organos que realmente ya no se necesitan para un carajo. Aca les dejo con mi opinion de las cosas que ya nos van sobrando.

La cera de la oreja. No mamen....para que? Cera del orto que se te va acumulando quien sabe para que y despues hay que sacarla con la punta de la llave de tu casa (asi se estila en la barra del Wilster). Yo creo que la inventaron esos jotos de Jhonson&Jhonson para poder vendernos cotonetes.

El dedo chiquito del pie. O sea, de cada 10 personas, 9 tienen una especie de arbeja que ni siquiera llega a tocar el piso y que ademas no tiene ni siquiera un puto pedacito de unha. Con tanto "tennis" Nike, Reebok, Adidas, yo creo que ya no hace falta no?

El bello pubico y otros pelajes. Eso si que ya no pues. Dos tercios de las mujeres del planeta (y otro tanto de machitos) se depilan el arbusto, zonas aledanhas y las axilas en diferentes porcentajes para poder lucir bikinis y ganar agilidad en el sexo. Aunque talvez el gusto este en el depilado?

Los pelos de la nariz. A mas de hacerte gritar mil "puta mierda" cuando te jalas uno, o servir de trampa para mocos dificultando la tarea de hacer bolitas con ellos, creo que estan totalmente demas.

Los bigotes y la barba. Siguiendo mas o menos el razonamiento del bello pubico, son contados lso hombres que pueden decir que les queda bien el bello facial (Tom Selleck, George Clooney, Leonardo Di Caprio, Manfred Reyes Villa, Alvaro Ricotoro, Mauricio Tapia, etc.). Ni que decir de las mujeres, a salvo que quieran trabajar en el circo. Si bien los de Gillette no estaran de acuerdo, el dejar de rasurarse cada dia seria una bendicion.

Las laganhas. Esto si es un misterio. Quizas a los perros les sirva para ver fantasmas, pero a nosotros? No se puede andar por ahi con unas bolas duras en los ojos.

Y asi, creo que no tengo mas partes que eliminar. Si a alguien se le ocurre otra, pues que me avise!

Saludos!

jueves, mayo 21, 2009

Hechizo

Este es el primer cuento que escribo como resultado de mis clases con Ramon Rocha Monroy......
........................................................................................................................................
Cuenta la arquitecta que yo vine al mundo un 11 de Enero alrededor de las tres de la madrugada. Unas horas antes, el 10 de Enero, el doctor Abugder le comunicaba que yo arribaría a Cochabamba indefectiblemente a bordo de una cesárea y que había que esperarme atentos pues venia envuelto en un cordón umbilical.

Según recuerdo (y perdonen si me falla la memoria pues de esto ya hace muchos años) llegue muy pequeño y descolorido, con ánimos suficientes para ir directo al calor de una incubadora. Las enfermeras bromearon con mi madre pues era su intención el entregarme a ella en una caja de zapatos, tan pequeña era mi contextura. Unas horas después, y sin darme chance de tomar valor, me entregaban ya a la arquitecta para su escrutinio y reconocimiento maternal. Del resto no me acuerdo muy bien pues creo que estaba muy cansado por el viaje y decidí que era mejor dormir.

La arquitecta, que en ese entonces era solo una estudiante de arquitectura, decidió nombrarme Mauricio Alejandro. Mauricio pues porque le gustaba, o mas bien, porque era el nombre de moda, y Alejandro por un tío del mismo nombre. De mis apellidos, bueno, me llegaron los que se podían pues el autor biológico de mi existencia nunca me otorgo el suyo. Y es así que me convertí en Mauricio Alejandro Tapia Alba, hijo de la arquitecta y de un tal Luis o Fernando o Luis Fernando.

De los Tapias solo se que fue un quillacolleño de nombre Rodolfo Tapia quien vio los ojos verde-turquesa de su estudiante de matemáticas, doña Marina Alba, y decidió que le hacia primero una hija, mi madre, y 14 años después de ella un hijo, el tío Fernando. Extrañamente también decidió que jamás ejercería la profesión de padre para ninguno de los dos y por consiguiente, tampoco la de abuelo para mi. Aunque debo admitir que no se bien los pormenores de dicha relación.

De los Albas, la historia es un poco más interesante. Resulta ser que mi bisabuela Idelfrida Luna, una señorita también Quillacolleña, allá por los años de 1935 cautivo a un residente Aiquileño muy guapo, Don Juan de Dios Alba. Mi tatarabuelo, Don Trinidad Bonifacio Luna, el padre de la joven Idelfrida, por esas cosas de los padres y quizá por alguna diferencia de clases, estaba determinado a que la relación de Juan de Dios con su hija sea destruida a toda costa. Sin embargo, el tatarabuelo Trinidad, quien fue el primer calígrafo de la República, hijo de español y de quien se dice que para los matrimonios de sus otras hijas e hijos organizaba fiestas en las que regalaba libras esterlinas a los invitados, no pudo hacer nada cuando el enamorado bisabuelo monto a la bisabuela en un burro y la robo con destino Aiquile.

Aquí es donde nace el meollo del que les quiero comentar. Resultado de la abducción de Idelfrida, nace la abuela Marina, de quien ya les conté su desventura con el profesor Tapia. Parece ser que a Don Trinidad no le agrada mucho este hecho y de todas maneras rompe la relación consumada y niega el matrimonio a los enamorados. Ahora, mucho no se sabe del tatarabuelo, pero se rumorea que tan enojado estaba que hasta ciencias ocultas se añaden a nuestro drama.

Pasan los años y doña Idelfrida, que ahora cambia su nombre a Edith, conoce otro sujeto, chuta de nacimiento y de apellido Lujan y vuelve a engendrar otra mujercita, de nombre Laura. Curioso asunto, el Sr. Lujan tampoco opta por el matrimonio y la bisabuela es otra vez madre soltera.

Resumiendo entonces, tenemos a la bisabuela Idelfrida madre soltera dos veces, quien tuvo a su hija, la abuela Marina, también dos veces madre soltera, quien a su vez tuvo a la arquitecta, madre soltera de Mauricio Alejandro. Hasta acá y ya podría uno sospechar que la efectividad de las ciencias ocultas del tatarabuelo pueden estar jugando un factor decisivo en las vidas de mis antepasados.

Si están escépticos les comento que esto no acaba acá. El segundo Tapia hijo de don Rodolfo, el tío Fernando, quien nace 14 años después de la arquitecta, al salir bachiller se ausenta a México a estudiar ingeniería y conoce en medio de sus andanzas a una mexicana muy guapa y joven de nombre Gabriela. Por esas cosas del azar, el tío Fernando decide retornar a su país dejando a Gabriela en Mexico, solo para enterarse a su llegada a Bolivia que Gabriela esta embarazada. Ya se imaginan que paso? Si, Gabriela decide que no quiere venir a Bolivia, y nace Fernanda, hija de Gabriela, madre soltera.

Para que no queden dudas veamos que pasa 14 años después que nace Fernanda.

En una suerte de “chiripa” como diría algún cochala, al terminar mis estudios universitarios consigo una beca para asistir a Holanda. Durante mi permanencia allá, conozco a Margarita, una franco-ecuatoriana de lo más linda y amable. Por 4 años comparto con ella una vida llena de viajes y cariñosos eventos, y, determinado a romper la que ya solo puede ser considerada una maldición, decido casarme y así poseer la primera familia completa en la historia de los Lunas, Albas y Tapias. Unos meses después nace Ariana. Sin embargo, parece ser que Don Trinidad hace su tarea muy bien y la maldición entra en efecto una vez mas impidiéndome llevar a cabo mi sueño familiar. De improvisto, Margarita decide echarme de la vida de ella por razones que solo puedo especificar como inverosímiles.

Y así, una vez más, es Ariana quien ahora tiene solo la mitad de su familia. Me pregunto yo cual y cuan grande habrá sido el enojo de don Trinidad Bonifacio Luna para habernos atado a semejante infortunio y que casi 100 años después no podamos todavía escapar de él. Con todo supongo que hay luz al final del túnel y si un hechizo, maldición, trabajito o conjuro nos puso así, tendrá que ser uno similar el que nos libere.